jueves, 22 de noviembre de 2007

: /

Queridos visitantes, por lo que sigue ahora me disculpo de antemano... ya se que les dije que no les iba a poner nada mío, propiamente dicho, pero bueno...¡muy tarde!

Además, no importa que lo acabo de escribir casi a la una de la mañana cuando debería estar haciendo un trabajo final... para hoy a las 8. No tengo una explicación para esto, creo que es contagioso, ¡tengan cuidado!

_________

Hay ahora tantas cosas que debiera esta haciendo, tantas cosas que no hice, tantas cosas que jamás haré.

Y, sin embargo, pienso. Pienso más de lo que debería y en lo que no me conviene. Pero no puedo evitarlo.

Me pregunto, acaso, si ellos piensan en mí. El que dejé, el que me dejó, el que nunca tuve, el que jamás tendré.

Si me extrañan, si volvieron a pensar en mí… Si lo hicieron, lo siento, yo nunca lo hice.

No por que no quisiera, sino por que nunca me lo permití.

¿Por qué será que a veces uno se guarda las cosas así?

3 comentarios:

Mario Solis dijo...

"No porque no quisiera, sino porque nunca me lo permiti"

Esta frase esta mortal... Hasta donde es bueno evitar un mal que hizo mas daño del necesario, aun cuando uno no lo permitiera...

Tienes un talento...No lo guardes... Compartelo para que otros nos podamos identificar..

Débora dijo...

Gracias Marito!
Me alegra que te haya gustado

Elegarth dijo...

Bienvenida a una de las preguntas que mas atormentaron mi adolescencia... La unica espuesta que encontre, Debora, fue dejar de hacerlo. Y no es tan dificil, no es mas que un acto de decision y voluntad...

Y si algo de eso tiene que ver conmigo... Yo no tengo nada que perdonarte, por que nunca me hiciste daño alguno ni me ofendiste ni nada negativo.